¿Cómo sabemos la forma de nuestra galaxia?

Pensamos que nuestra galaxia tiene la forma de un gran molinete. Sin embargo, nunca hemos enviado una cámara fuera de nuestra galaxia para obtener una 'vista exterior'.

No podemos viajar fuera de la galaxia para tomar fotos. Una sonda espacial que se mueve a una velocidad cercana a la de la luz tardaría miles de años en alejarse lo suficiente como para tomar una instantánea de despedida.

Pero podemos inferir la forma de nuestra galaxia mirando hacia el espacio, hacia decenas de miles de millones de otras galaxias. Nuestro universo produce galaxias solo en unos pocos modelos básicos. Las más comunes son las galaxias espirales o en forma de disco, y creemos que nuestra galaxia es una de ellas. Sin embargo, como los copos de nieve, no hay dos galaxias espirales que sean exactamente iguales. Por lo tanto, es posible que nunca sepamos exactamente cómo se ve la Vía Láctea desde fuera de sus límites.

Un buen ejemplo de cómo podría ser nuestra Vía Láctea es la vecina galaxia de Andrómeda. Se cree que es una especie de gemelo celestial de la Vía Láctea. Cualquier civilización en Andrómeda podría estar mirando nuestra dirección a través de 2 millones de años luz de espacio. Tal vez se pregunten si su galaxia se parece a la nuestra.